Jaime Yáñez Peña

Head of Agile - Belltech

Profesor - Universidad del Pacífico

CEO - Beam23

Blockchain Expert - Cripto.Guru

Jaime Yáñez Peña

Head of Agile - Belltech

Profesor - Universidad del Pacífico

CEO - Beam23

Blockchain Expert - Cripto.Guru

Desde el Blog

Transformación Digital = Transformación Humana

Transformación Digital = Transformación Humana

Te cuento que hace como 10 años, muchos todavía cuestionaban la relevancia de la tecnología, incluso te cuento anecdóticamente que en la mayoría de universidades en Latinoamérica no se enseñaba tecnologías web o móviles y si hablábamos de Agile, Nube o Blockchain hablábamos de vivir en otro mundo. (Aún recuerdo mi experiencia el 2009 al intentar hacer mi tesis de Ingeniero sobre Blockchain y no tener respaldo alguno para asesoría de la misma). Si bien la penetración de Internet ya era significativa en esos años, otras herramientas clave como el comercio electrónico, tecnología móvil, blockchain y computación en la nube apenas se miraban y la inteligencia artificial era aún más ciencia ficción que realidad.

Sin embargo, hoy en día, todas esas cosas no son solo tecnologías viables, sino cada vez más clave para competir efectivamente en el mercado. Desafortunadamente, implementar estas nuevas tecnologías puede ser un proceso extraño. 

Estudios recientes encontraron que menos de un tercio de los esfuerzos de Transformación Digital tienen éxito.

En su mayoría, estas fallas tienen menos que ver con la tecnología y más con la gestión de las personas, de los desafíos culturales y organizacionales que crea un cambio tecnológico. Es relativamente fácil encontrar un proveedor que pueda implementar una tecnología, pero es mucho más difícil preparar a la organización para adaptarse a la nueva tecnología. 

Agrupé mi experiencia en procesos de transformación digital para dejarte algunos consejos que puedes cumplir ya mismo para encaminar a tu organización a una real transformación:

1. Comienza con objetivos comerciales

Probablemente, la trampa más común en la que caen las organizaciones se centra en la tecnología en lugar de en objetivos comerciales específicos. Con demasiada frecuencia, las empresas buscan «moverse a la nube» o «desarrollar capacidades de inteligencia artificial», «pasar todo a blockchain» o «hacer todo en Agile». Esa es una señal segura de que está yendo por el camino equivocado.

La primera pregunta que debes hacer es qué resultado comercial están tratando de impulsar. Los proyectos comienzan tratando de implementar un enfoque técnico particular y no es sorprendente que los gerentes y empleados de primera línea no lo encuentren útil. No hay adopción real ni retorno de la inversión.

Comienza por hacerte preguntas relacionadas con el negocio, como «¿Cómo podríamos servir mejor a nuestros clientes a través de una tecnología más rápida y flexible?» O «¿Cómo podría la agilidad transformar nuestro negocio?» Una vez que comprenda sus objetivos comerciales, puede trabajar a su manera volver a las decisiones tecnológicas.

2. Automatiza las tareas más tediosas primero

El cambio tecnológico a menudo inspira miedo. Uno de los errores más básicos que cometen muchas empresas es tratar de usar nueva tecnología para tratar de reemplazar a los humanos y ahorrar costos, en lugar de aumentarlos y empoderarlos para mejorar el rendimiento y brindar valor agregado. Esto no solo mata la moral de los empleados y ralentiza la adopción, sino que generalmente ofrece peores resultados.

Un enfoque mucho mejor es usar tecnología para mejorar la efectividad de los empleados humanos. La mejor manera de hacerlo es comenzar primero con las tareas más aburridas y tediosas. Eso en que los humanos son peores. Las máquinas no se aburren ni se cansan. Los humanos, por otro lado, prosperan en la interacción y les gusta resolver problemas. Entonces, en lugar de buscar reemplazar a los trabajadores, busca hacerlos más productivos.

Quizás lo más importante es que este enfoque en realidad puede mejorar la moral. 

3. Sé un agente de cambio organizacional

Otro error común es pensar que puede hacer un cambio tecnológico importante y mantener intacto el resto de su negocio. Por ejemplo, cambiar a la nube puede ahorrar en costos de infraestructura, pero los beneficios no durarán mucho tiempo si no descubre cómo volver a implementar esos recursos de alguna manera productiva. Cambiar de «Waterfall» a «Agile» puede parecer sencillo, pero es una tarea que requiere acompañamiento y sobretodo, profundos cambios de punta a punta y, probablemente, esos cambios pueden incluir cambios notables en la organización.

4. Mueve a los humanos a colaborar con la tecnología

Considera cuán diferente era el trabajo hace 20 años, cuando Windows 95 todavía era relativamente nuevo y solo una minoría de los ejecutivos usaba regularmente programas como Word, Excel y PowerPoint. Nos comunicamos en gran parte por teléfono y memos escritos por secretarias. 

Eso cambió: Pasamos mucho menos tiempo trabajando en silencio en nuestros escritorios y mucho más interactuando con los demás. En el futuro, solo podemos esperar que estas tendencias se fortalezcan y aceleren.

Para comprender lo que podemos esperar, te cuento lo que sucedió en la industria bancaria. Cuando los cajeros automáticos aparecieron por primera vez a principios de la década de 1970, la mayoría de la gente pensó que esto conduciría a menos sucursales y cajeros, pero en realidad es todo lo contrario, hoy en día, hay más del quíntuplo del número de cajeros bancarios empleados que en la década de 1970.

Es por eso que debemos tratar cualquier transformación tecnológica como una transformación humana. El trabajo de alto valor del futuro implicará que los humanos colaboren con otros humanos para diseñar trabajos para máquinas. Como líder de transformación digital, te pido que te centres en la parte humana, ese es el eslabón clave en estos procesos. La tecnología es una herramienta.

Taggs:
Write a comment